Regreso a casa tras un ingreso hospitalario

Claves para una recuperación exitosa

Después de un ingreso hospitalario, la vuelta a casa marca el inicio de un nuevo capítulo en el proceso de recuperación. Este momento, aunque ansiado, puede plantear desafíos considerables, especialmente cuando el estado físico del paciente impone limitaciones. En este blog, exploraremos cómo enfrentar estas dificultades y proporcionaremos claves valiosas para acondicionar el hogar de manera que facilite la transición y promueva una recuperación exitosa.

  1. Evaluación del Entorno Doméstico: Antes de la llegada del paciente, es crucial realizar una evaluación del entorno doméstico. Identificar posibles obstáculos, como escaleras o espacios estrechos, permitirá anticipar las necesidades y hacer ajustes adecuados. Es muy importante conocer las medidas del ascensor y si hay escaleras de acceso al portal. De esa manera, sivamos a necesitar una silla de ruedas o andador , podremos selecciónar el mas adecuado y evitaremos encontrarmos con sorpresas como que no entra en el ascensor.  Si hay escaleras y tenemos que dsplazar al enfermo sentado en la silla, necesitaremos alguna rampa

Hay sillas de ruedas especiales  como la Forta Line Giro con soluciones muy ingeniosas para solucionar el prblema de los ascensores pequequeños o sitios de paso muy estrechos.


  1. Adaptaciones en la Habitación: La habitación del paciente+ se convierte en un punto focal durante el proceso de recuperación. Asegúrate de que esté equipada con todo lo necesario. Imprescindible disponer de una cama articulada con carro elevador, que hara el trabajo del cuidador mas fácil y mejorara notablemente el bienestar del enfermo. Elementos como barandilas, mesitas y sillas ergonómicas pueden marcar la diferencia, facilitando la autonomía y minimizando la dependencia.
  1. Accesibilidad en el Baño: El baño es otra área crítica que requiere atención especial. Instalar barras de apoyo, alfombras antideslizantes y asientos de ducha puede transformar este espacio en un ambiente seguro y funcional. El uso de elevadores de inodoro facilita mucho la autonomia de las personas con movilidad reducida para levantarse solos. Si el enfermo no puede caminar, es indispensable contar con una silla de ruedas de higiene que permite desplazarle sobre el inodoro y bañarle en la propia silla La adaptación del baño no solo contribuye a la comodidad del paciente, sino que también alivia la carga del cuidador.

  1. Organización del Espacio: La organización eficiente del espacio es clave para una transición sin complicaciones. Asegúrate de tener todos los suministros necesarios a mano, como medicamentos, pañuelos, y otros elementos esenciales. Esto no solo facilita la rutina diaria, sino que también reduce el estrés asociado con la búsqueda de objetos necesarios.

.

5.- Haz uso de las ayudas técnicas: para movilizacion y transferencias de pacientes. Grúas, bandas de movilización, sabanas deslizantes, te facilitarán enormemente el trabajo físico con el enfermo, a la vez que le proteges de lesiones y accidentes.

6.- Red de Apoyo: No subestimes el poder de una red de apoyo sólida. Coordinar la ayuda de familiares, amigos o cuidadores profesionales puede aligerar la carga emocional y física. Además, la comunicación abierta y honesta entre todos los involucrados contribuirá a una atención integral y personalizada

Conclusión: El regreso a casa después de un ingreso hospitalario puede presentar desafíos, pero con la planificación adecuada y las adaptaciones necesarias, se puede convertir en una experiencia más llevadera. Al acondicionar el hogar con cuidado y consideración, se crea un entorno propicio para la recuperación del paciente y se facilita la labor del cuidador.

Si necesitas ayuda en este proceso, contacta con nuestro Servicio de Asistencia Post-Hospitalaria y te facilitaremos lo que necesites  con rapidez y sin tener que desplazarte a la tienda.

×