Cómo utilizar correctamente un andador

El andador es una ayuda técnica que sirve para ayudarnos a caminar de forma autónoma e independiente. La principal ventaja es que este nos brinda mayor estabilidad de la que nos ofrecen el bastón o las muletas. Su estructura suele ser metálica, de acero o de aluminio, y este último material suele ser el más recomendado por su ligereza. Aún así, los de acero tienden a ser más resistentes.

Esta ayuda técnica está recomendada principalmente para personas mayores que tienen problemas para desplazarse solas ya sea por falta de equilibrio, una operación quirúrgica reciente, una rotura de cadera, una caída…

Existen modelos de andadores de interior o de exterior y son muchas las diferencias entre unos y otros. Los andadores de interior son más estrechos y ligeros y gracias a esto podemos pasar con ellos por cualquier puerta o pasillo estrecho. Tienen solamente dos ruedas, colocadas en las patas delanteras y algunos modelos incluyen un asiento por si el usuario se siente muy fatigado cuando camina. Por otro lado, los andadores de exterior son modelos más anchos, ágiles, con ruedas más grandes e incorporan pequeñas cestas y asientos para poder hacer descansos.

RECOMENDACIONES GENERALES DE SEGURIDAD CUANDO SE USA UN ANDADOR

Tener cuidado con cables, alfombras pequeñas o cualquier objeto que pueda hacer que tropieces.

Evita superficies resbaladizas cómo suelos húmedos, cuestas con nieve o hielo… etc.

No utilizar el andador como único apoyo para levantarse o sentarse. Si se apoya con una mano en el andador para poder ponerse de pie, asegúrese de apoyar la otra en la silla de la que se quiere levantar.

Mirar hacia adelante, nunca mantengas la mirada fija en los pies.

Cuando subas unas escaleras o un bordillo acuérdate de utilizar primero la pierna fuerte o sana.

También es muy importante asegurarse de que el sistema de frenado del andador es el correcto para ti. Existen diferentes sistemas de frenado, como por ejemplo, el sistema de presión o los frenos tipo bicicleta. Para manejar un andador con frenos tipo bicicleta  tienes que asegurarte de que tienes la suficiente fuerza en las manos cómo para poder activar los frenos y desplazarte con seguridad. Con el sistema de presión es el propio usuario el que frena el andador volcando su peso en él. También no hay que olvidarse de frenar el andador antes  de sentarte en él.

andador interior asiento personas mayores dependientes ortopedia abuelo actual andador abuelo exterior calle andador con frenos asiento cesta ortopedia abuelo actual

CAMINAR CON UN ANDADOR EN 5 SENCILLOS PASOS

1.Ajustar correctamente el andador

El primer paso es ajustar el andador correctamente para nuestra estatura. Para ello debemos ajustar los mangos al nivel de nuestras caderas y asegurarnos de que los codos nos queden ligeramente flexionados cuando agarremos los mangos. Esto es muy importante ya que si el andador nos queda bajo adoptaremos una postura extremadamente encorvada y si está muy alto no hará una buena función de soporte y acabaremos empujándolo sin que nos aporte ningún tipo de estabilidad.

2.Caminar en la postura correcta

El andador no tiene que ir separado de tu cuerpo, de hecho tiene que ir lo más pegado posible. Al final esta ayuda nos proporciona estabilidad y soporte, por lo tanto tenemos que tenerlo lo más pegado al cuerpo posible para que ante cualquier problema podamos agarrarnos a él. Lo ideal es colocar el cuerpo entre las dos ruedas delanteras.

3.No abusar del sistema de frenado

Cuando camines no estés constantemente apretando el freno, esto va a hacer que se desgaste más rápidamente y acorte su vida útil. Es importante caminar con tranquilidad y seguridad y solamente utilizar los frenos cuando sea necesario o cuando vayas a sentarte.

4.Superar correctamente bordillos o escalones

Cuando te encuentres frente a un bordillo o un escalón, sube primero el andador y una vez esté arriba con las cuatro ruedas apoyadas en el suelo puedes subir tú también.

En Abuelo Actual tenemos los productos que necesitas

Si estás interesada/o en andadores de interior o de exterior podrás encontrarlos en nuestra página web y, sin aun así todavía tienes dudas o necesitas verlos y probarlos, no dudes en acercarte a uno de nuestros establecimientos. Nuestros técnicos te ayudarán encantados y podrán responder a cualquier pregunta que tengas.