Encorvamiento de la espalda, ¿por qué sucede?

A menudo, cuando observamos a nuestros mayores nos damos cuenta de que cada vez andan más cabizbajos, que sus hombros están encorvados y que les cuesta mucho mantener una postura relativamente recta y erguida. ¿A qué se puede deber esto?

El progeso de nuestra curvatura torácica está estrechamente ligado al envejecimiento, por lo que es normal ir encorvándose poco a poco a medida que avanzan los años y, sobre todo, durante la vejez. Pese a que esto se trate de algo completamente normal, es cierto en que ciertas personas la curvatura es bastante más pronunciada que la del resto. A esto se le llama hipercifosis degenerativa y se trata de un aumento excesivo de la convexidad en la curvatura de la columna torácica que avanza de forma progresiva. La realidad es que el 50% de los adultos la padecen.

¿QUÉ PUEDE CAUSAR LA HIPERCIFOSIS?

A pesar de tratarse de algo ligado al envejecimiento, existen distintos factores que aceleran o agravan la aparición de hipercifosis. A continuación, hablaremos un poco de alguno de ellos:

POSTURA CORPORAL INCORRECTA

En un primer momento, una mala postura en flexión torácica se puede revertir con facilidad. Pero cuando esta se ha dado durante años, se tiende a provocar una disminución de la movilidad y la postura adquirida se refuerza de forma que se acaba estableciendo de forma permanente.

OSTEOPOROSIS

La osteoporosis es un padecimiento que adelgaza los huesos y puede causar la curvatura de la columna. Es muy común en las mujeres de avanzada edad y en las personas que consumen corticosteroides durante mucho tiempo.

FRACTURAS PREVIAS

Las vertebras fracturadas o aplastadas pueden acelerar o agravar la curvatura de la columna. Asu vez existen algunas enfermedades en las que las vértebras crecen en forma de cuña, como lo son las enfermedades de Scheuerman o de Pott.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE LA HIPERCIFOSIS?

La realidad es que, aparte de una clara consecuencia física y una deformidad visible, la hipercifosis acarrea muchísimos más problemas en nuestros cuerpos:

HIPERCIFOSIS CURVATURA ANCIANOS MAYORES ESPALDA DOLOR ORTOPEDIA ABUELO ACTUAL ESPALDILLERA ORTESIS

DISMINUYE LA FUNCIÓN PULMONAR

Nuestra función respiratoria se ve reducida debido a la deformación sufrida en la cavidad torácica ya que a causa de esa curva dorsal aumenta el declive pulmonar al restringir la capacidad inspiratoria.

CONSECUENCIAS GINECOLÓGICAS

El prolapso o la incontinencia urinaria suelen surgir ya que la hipercifosis puede afectar también a la cavidad abdominal (al suelo pélvico, en particular). A causa de la hipercifosis las fuerzas compresivas sobre la cavidad abdominal y el suelo pélvico aumentan predisponiendo a estas dos afecciones ginecológicas.

PROBLEMAS GASTROINTESTINALES

La hipercifosis altera la caja torácica y a esto están vinculados varios problemas gastrointestinales: hernia de hiato, reflujo esofágico, dificultad de deglución…

PREVENIR LA HIPERCIFOSIS

Los correctores posturales son una muy buena opción para prevenir la hipercifosis. Estos son una prenda sencilla pensada para que la espalda hombro y cuello permanezcan, ejerciendo una suave tracción, en una postura natural respetando las curvas propias de la columna vertebral.

ESPALDILLERA ORTESIS CURVATURA ESPALDA HIPERCIFOSIS ORTOPEDIA BILBAO ABUELO ACTUAL

Además, los correctores posturales estimulan la memoria de los músculos que se encuentran alrededor de la columna y nos ayudan a corregir los malos hábitos posturales que hemos aprendido con anterioridad.

Algún ejemplo de estos correctores posturales son las espaldilleras, que se trata de dos bandas elásticas cruzadas que rodean los hombros por debajo de las axilas y se abrochan en el abdomen. Las espaldilleras ejercen retropropulsión en los hombros y mantienen erguida la espalda ayudando a corregir la actitud cifótica postural.